IMPARABLE.

ERES IMPARABLE. Y CON DRANO, TAMBIÉN TUS DESAGÜES.